El nuevo Arsenal de Ljungberg

El nuevo Arsenal de Ljungberg

Compartir
Ljungberg, en su debut como entrenador del Arsenal

De manera abrupta comenzó el viaje, quién sabe si largo, de Fredrik Ljungberg a los mandos del Arsenal tras el fulminante despido de Unai Emery. El sueco no pudo pasar del empate ante un Norwich City que se adelantó hasta en dos ocasiones, una de ellas gracias a un Teemu Pukki que no veía puerta desde que se enfrentó al Manchester City en la jornada número 5. ¿Qué ha cambiado con el nuevo técnico? Principalmente, el esquema. Mientras que el entrenador vasco optó por un dibujo con tres centrales y dos carrileros, Ljungberg ha estimado oportuno volver a un 4-4-2 en el que Mesut Özil, a priori, parece que gozará de relevancia tras haber disputado 88 de los 90 minutos el pasado domingo.

También parece que Kieran Tierney y Lucas Torreira deberán esperar su oportunidad en el banquillo tras jugar cero y veintiún minutos, respectivamente. Sí parece interesante que, sin saber exactamente qué hará con Dani Ceballos cuando su lesión sea agua pasada, Joseph Willock acompañase a Guendouzi Xhaka en la medular. Héctor Bellerín, que fue un hombre muy importante en los últimos años de Wenger, parece haber perdido peso en beneficio de un Callum Chambers que realizó el rol de lateral derecho en la última jornada.

Por supuesto, sólo ha sido un partido, pero no podemos asegurar que Ljungberg vaya a seguir intentándolo con el esquema mencionado y los futbolistas comentados o si, por el contrario, optará por dar fluidez a la disposición táctica y a la presencia de futbolistas que, hasta ahora, han sido bastante importantes. Especialmente llamativo es el caso de un Nicolas Pépé que no disputó un solo minuto debido a que el nuevo entrenador decidió no dar cabida al juego con extremos, aunque es bastante plausible que, debido al elevado precio que el Arsenal desembolsó este verano por él, acabe colocándolo, aunque no necesariamente como extremo. Todo está por ver en las próximas semanas.

Dejar una respuesta