Mustafi baila solo ¿La hora de Holding?

Mustafi baila solo ¿La hora de Holding?

50
Compartir

Tras un inicio de Premier dubitativo, las buenas noticias para el Arsenal parecen llegar una tras otra. A sus cinco victorias seguidas, se une la capacidad que ha tenido Emery para integrar a Lacazette y Aubameyang sin perder equilibrio. Guendouzi está jugando a un extraordinario nivel, Cech está respondiendo en portería, etc. Pero no todo iba a ser celebraciones para el conjunto londinense. Los Gunners tienen un problema en el centro de la zaga.

Sokratis hace aguas

Mustafi es ya el dueño y señor de la zona defensiva. El central alemán, ex del Valencia, ha dado un paso adelante y se ha convertido en uno de los mejores centrales de la categoría. No en vano sus 51 puntos en Sofascore, siendo el tercer jugador en puntuación del Arsenal -a tres puntos de Aubameyang y 12 de Lacazette-.

Sin embargo, su pareja de baile no está rindiendo al mismo nivel. El griego Sokratis, recién llegado del Borussia Dortmund, no está haciendo honor al nivel de su compañero de zaga. Solo ha sumado 18 puntos en 6 partidos, y ha perdido la titularidad en el partido ante el Everton, tras sufrir una lesión de rodilla. Su lugar lo ocupa Holding, que ya le sustituyó en el partido contra el Everton entrando desde el banquillo, y frente al Watford y Fulham partió desde el once inicial.

¿Riesgo con Holding?

Visto el gran nivel de Holding, con 15 puntos en dos partidos y medio, y el magnífico nivel mostrado frente al Watford, vemos posible que Emery le de la alternativa a largo plazo. El bajo precio del central -150.000– hace que este no sea un movimiento arriesgado, ya que su valor dista mucho de los 2.240.000 de Sokratis (precio que cae día tras día).

La opción Holding cobra sentido, y hacerte con él a un precio tan bajo puede ser realmente bueno para tu equipo. Si el central comienza a jugar con asiduidad, mostrando el nivel del día del Watford, y con un Arsenal tan inspirado como el actual, te puedes llevar una auténtica ganga para tu equipo Biwenger.

 

Dejar una respuesta